Cuidados durante el embarazo

Control Prenatal

La atención médica prenatal es una parte importante de un embarazo saludable. Los principales objetivos del control prenatal son identificar aquellos pacientes de mayor riesgo, con el fin de realizar intervenciones en forma oportuna que permitan prevenir dichos riesgos y así lograr un buen resultado perinatal. Idealmente, el cuidado prenatal comienza tan pronto como creas que estás embarazada. Además, es importante promover estilos de vida saludables, la suplementación de ácido fólico, una consejería nutricional y educación al respecto.

Los controles deben comenzar tan pronto como el embarazo sea sospechado, idealmente antes de las 10 semanas, especialmente en pacientes con patologías crónicas o que hayan tenido abortos o malformaciones del tubo neural. Incluye una serie de controles, generalmente entre 7 y 11 visitas.

Los objetivos del control prenatal son:

  • Evaluar el estado de salud de la madre y el feto.
  • Establecer la Edad Gestacional.
  • Evaluar posibles riesgos y corregirlos.
  • Planificar los controles prenatales.
  • Indicar ácido fólico lo antes posible, para la prevención de defectos del tubo neural.

Aumento de peso durante el embarazo

No hay un enfoque único con respecto al aumento de peso en el embarazo. El aumento de peso adecuado para ti depende de diversos factores, por ejemplo, tu peso previo al embarazo y tu índice de masa corporal (IMC). También inciden tu salud y la de tu bebé. Infórmate sobre las posibles complicaciones, las recomendaciones para el aumento de peso y lo que puedes hacer para fomentar un embarazo saludable.

Si comienzas con un peso saludable o normal, solo deberás aumentar entre 1 y 4 libras (0,5 y 1,8 kg) durante los primeros meses de embarazo.

El aumento de peso constante es más importante durante el segundo y el tercer trimestre, especialmente, si comenzaste con un peso saludable o si tienes bajo peso. Según las pautas, aumentarás aproximadamente 1 libra (0,5 kg) por semana hasta el parto. Consumir 300 calorías adicionales por día —medio sándwich y un vaso de leche descremada— puede ser suficiente para ayudarte a alcanzar esta meta.

Nauseas durante el embarazo

Las náuseas durante el embarazo, también llamadas náuseas matutinas, podrían ser una buena señal. Estas náuseas comienzan con frecuencia durante el primer mes de embarazo y continúan a lo largo de las semanas 14 a 16 (tercer o cuarto mes). Algunas mujeres presentan náuseas y vómitos durante todo el embarazo.  Los estudios han demostrado que las mujeres con náuseas y vómitos durante el primer trimestre tienen un menor riesgo de sufrir un aborto espontáneo que las mujeres que no presentan estos síntomas.

¿Cuál es la conexión? Es posible que las náuseas y los vómitos durante el embarazo indiquen que estás experimentando un aumento de las hormonas necesarias para un embarazo saludable.

Para aliviar las náuseas, evita tener el estómago vacío. Come despacio y en pequeñas cantidades cada una o dos horas. Elige alimentos con bajo contenido de grasa. Evita los alimentos y olores que empeoren tus náuseas. Bebe mucho líquido.

Análisis prenatal del primer trimestre

El análisis para detección de enfermedades durante el primer trimestre es un análisis prenatal que ofrece información temprana sobre el riesgo del bebé de presentar determinadas enfermedades cromosómicas, específicamente el síndrome de Down (trisomía 21) y secuencias adicionales del cromosoma 18 (trisomía 18). Típicamente, el análisis para detección de enfermedades durante el primer trimestre se realiza entre la semana 11 y la semana 14 del embarazo.

El síndrome de Down causa deficiencias de por vida en el desarrollo mental y social, así como diversos problemas físicos. La trisomía 18 causa retrasos más graves y suele ser fatal al año de vida.El análisis para detección de enfermedades durante el primer trimestre no evalúa el riesgo de padecer defectos en el tubo neural, como espina bífida.

El análisis para la detección de enfermedades durante el primer trimestre es opcional. Los resultados de las pruebas solo indican si tienes un mayor riesgo de gestar un bebé con síndrome de Down o trisomía 18, no si tu bebé efectivamente tiene alguna de estas enfermedades.

6 razones por las que debes ir al ginecólogo

  • Después de tu primera relación sexual
  • Dolores menstruales intensos
  • Planificación familiar
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Flujo vaginal anormal o con mal olor
  • Detección de masas o bultos en los pechos

Nutrición y Embarazo

El embarazo constituye el periodo más importante del desarrollo humano. Durante este proceso es importante llevar una dieta apropiada que cumpla la necesidad de nutrientes, a causa de la formación de tejidos fetales y placentarios, así como también el crecimiento mamario y uterino. Se deben incluir alimentos saludables y porciones adecuadas, esto ayudará a que tu bebé crezca sano y tú tengas la energía necesaria para esos soñados 9 meses.

Llevar una dieta insuficiente ocasiona múltiples complicaciones para la madre y el desarrollo fetal. En la madre, una nutrición deficiente induce a la aparición de anemia, hipotensión, tendencia hemorrágica, parto retrasado, prematuridad y un parto complicado.

La carencia de micronutrientes durante la etapa del embarazo se desarrolla a lo largo del tiempo, y por esta razón sus efectos no se observan hasta que se haya dado un daño irreversible. Las consecuencias como resultado de esta falta se dan tanto en los niños como la mujer embarazada, por una parte, en los niños las secuelas resultan muchas tales como: el retraso durante el crecimiento, retraso cognitivo, déficit inmunológico, bajo peso al nacer entre otras enfermedades. En cambio, para las mujeres embarazadas la falta de vitaminas y minerales puede ser catastrófico pues se puede producir un parto prematuro, hipertensión arterial, un aborto o incluso hasta la muerte. Una de las principales causas de daño en el cerebro de los niños se debe a una carencia de yodo, estos efectos resultan ser más desastrosos durante el periodo fetal, y durante los primeros años de vida.

Además, el déficit de vitamina A, deprime el sistema inmunológico del niño incrementando el riesgo de contagió a diversas infecciones entre las cuales se menciona: sarampión, enfermedades diarreicas, entre otras.

La carencia de hierro puede producir la anemia, y a su vez esta aumenta el riesgo de hemorragia además de sufrir una infección bacteriana durante el parto además de que se produzcan muertes maternas. Por otro lado, los niños pueden llegar a nacer prematuros, sufrir infecciones, problemas de aprendizaje y retraso en su desarrollo. Por último, un déficit de ácido fólico durante el embarazo puede traer graves consecuencias como taquicardia, irritabilidad, úlcera péptica, etc.

Además, es importante saber que algunas mujeres necesitarán una dieta especial dependiendo de otros padecimientos (diabetes, hipertensión, hiperémesis, etc).

Nos encantaría asesorarte en la dieta que TÚ necesitas, no dudes en contactarnos.
Visítanos en: Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100.

Ejercicio en el Embarazo

Hacer ejercicio durante el embarazo ya no es tabú. De hecho, la actividad física durante el embarazo no sólo se acepta, sino que se recomienda.

Algunos estudios científicos recientes han demostrado que el ejercicio regular no sólo es bueno para la madre, sino también para el bebé. Los bebés que tienen madres que hacen ejercicio tres veces a la semana durante el embarazo tienen una frecuencia cardíaca más estable durante y después del embarazo. En comparación, los bebés de mujeres que hacen poco o nada de ejercicio durante el embarazo tienen frecuencias cardíacas más erráticas.

Si te mantienes activa durante el embarazo podrás: aliviar problemas comunes como el dolor de espalda, problemas de postura, estreñimiento, aumentar la cantidad de oxígeno en tu cuerpo y el de tu bebé, ayudarte con el esfuerzo del parto, volver a tu figura de antes de estar embarazada más rápido y más fácilmente, fortalecer el sistema cardiovascular, haciéndote sentir más en forma, prevenir estrías, coágulos de sangre, varices, mejorar la calidad del descanso, reducir el riesgo de diabetes gestacional, tener más sensación de bienestar y aliviar los cambios de humor y el estrés.

En los embarazos saludables, la mujer puede continuar haciendo ejercicio con la frecuencia en que lo hacía antes de estar embarazada.

Sin embargo, la diferencia más importante es la intensidad del entrenamiento. Se recomienda realizar ejercicio de bajo impacto debido a que aumenta el ritmo cardíaco y la entrada de oxígeno. ¿Cuánto se recomienda? Como regla general, no debes exceder el 70% de tu frecuencia cardíaca máxima para tu edad.

Para las mujeres saludables que NO están acostumbradas a realizar actividad intensa, se recomienda que realicen al menos 150 minutos (2 horas y media) de actividad aeróbica de intensidad moderada por semana.

Durante el embarazo puedes practicar: Running, yoga, pilates, natación, senderismo, ciclismo, entre otros. ¿¿¿Riesgos??? ¿¿Complicaciones?? ¿¿Qué hacer al respecto?? déjanos ampliarte la información, visítanos en: Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100.

Trastornos Hipertensivos (Preeclampsia)

Los trastornos hipertensivos o presión alta, afecta a 1 de cada 4 mujeres embarazadas en Guatemala, representando la tercera causa de muerte materna, por lo que es importante que tomes en cuenta que la presión arterial alta durante el embarazo presenta varios riesgos, entre estos:

Menor flujo sanguíneo a la placenta. Si la placenta no recibe suficiente sangre, el bebé podría recibir menos oxígeno y menos nutrientes. Esto puede provocar un crecimiento lento (restricción del crecimiento intrauterino), bajo peso al nacer o nacimiento prematuro. Un nacimiento prematuro puede provocar problemas respiratorios, mayor riesgo de contraer infecciones y otras complicaciones en el bebé.

Desprendimiento de placenta. Consiste en la separación de la placenta de la pared interior del útero antes del parto. Un desprendimiento grave puede ocasionar sangrado intenso que puede poner en riesgo tu vida y la de tu bebé.

Restricción del crecimiento intrauterino. La hipertensión podría causar un crecimiento menor o retardado en tu bebé (restricción del crecimiento intrauterino) debido a la lesión vascular de la placenta, volviéndose insuficiente para brindar a tu bebé la cantidad de oxígeno y nutrientes que necesita.

Lesión en otros órganos. La hipertensión mal controlada puede dar lugar a lesiones en el cerebro, el corazón, los pulmones, los riñones y el hígado, así como en el resto de los órganos principales. En los casos graves, puede poner en riesgo la vida.

Parto prematuro. A veces, se necesita un parto prematuro para prevenir las complicaciones que pueden poner en riesgo tu vida o la de tu bebé si tienes presión arterial alta durante el embarazo.

Enfermedad cardiovascular en el futuro. La preeclampsia podría aumentar el riesgo de que tener enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos (enfermedad cardiovascular) en el futuro. El riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular en el futuro es mayor si has tenido preeclampsia más de una vez o si ya tuviste un parto prematuro debido a que sufriste presión arterial alta durante el embarazo.

Sin embargo en algunos casos es posible prevenirla e identificarla a tiempo, sabes que existe un método para predecir si estas en riesgo de padecerla??  Acércate y con gusto resolveremos tus dudas.

Visítanos en: Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100

Diabetes Gestacional

La diabetes es una enfermedad en donde los niveles de glucosa, o azúcar en la sangre, están muy altos. Un nivel alto de glucosa durante el embarazo no es bueno para tu bebé.

Cerca de 7 por cada 100 mujeres embarazadas padecen de diabetes gestacional. La diabetes gestacional es la diabetes que aparece por primera vez cuando una mujer está embarazada. La mayoría de las veces, esta diabetes desaparece una vez que nace el bebé, pero esto aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 más adelante. El niño también está a riesgo de obesidad y diabetes tipo 2.

A la mayoría de las mujeres se les hace un examen de detección para la diabetes en el segundo trimestre del embarazo. Las mujeres que tienen mayor riesgo pueden ser examinadas antes.

Si ya tienes diabetes, el mejor momento para controlarla es antes de quedar embarazada. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar daño a tu bebé en las primeras semanas del embarazo, cuando quizás tú todavía no sepas que estás embarazada. Para mantenerte tú y tu bebé sanos es importante mantener el nivel de azúcar en la sangre tan cerca de lo normal posible.

Ambos tipos de diabetes durante el embarazo aumentan las posibilidades de problemas para ti y tu bebé. Para disminuir los riesgos es necesario un plan de alimentación para seguir durante el embarazo, un plan de actividad física seguro, monitoreo de los niveles de azúcar en la sangre, si está indicado tomar tus medicamentos.

Las complicaciones que podrían presentarse son: un bebé demasiado grande (macrosomía fetal), parto por cesárea, hipertensión, hipoglicemia (bajones del nivel de azúcar).

Todas las complicaciones durante el embarazo son preocupantes, pero hay buenas noticias: se puede controlar consumiendo alimentos saludables, realizando ejercicio y, si es necesario, tomando medicamentos. Controlar el azúcar en sangre puede evitar un nacimiento complicado y mantener tu salud y la de tu bebé.

Visítanos en: Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100

Embarazo Múltiple

Un embarazo múltiple es el desarrollo simultáneo en el útero de dos o más fetos.​ Un embarazo múltiple puede resultar de la fertilización de un óvulo por un espermatozoide que se divide o de la fertilización de dos o más óvulos.​ Las complicaciones maternas son 3-7 veces más frecuentes en los embarazos múltiples.

Por lo general, el embarazo múltiple tiene mayor morbilidad y mortalidad perinatal, de tal forma que puede decirse que prácticamente todos los riesgos del embarazo único aumentan en el múltiple. Es importante determinar no sólo el número de fetos sino el número de bolsas amnióticas y si comparten o no la placenta.

Los productos de embarazos múltiples tienen mayor riesgo de resultados perinatales adversos en comparación con los embarazos simples, principalmente debido a un mayor riesgo de:

Parto prematuro: el embarazo múltiple es un factor de riesgo importante para el parto prematuro y el bajo peso al nacer y muchas de las complicaciones perinatales son causadas por estos factores. La carga de morbilidad y mortalidad parece aumentar sustancialmente con cada feto adicional en una gestación múltiple. El tiempo de gestación se redujo en tres semanas por cada feto adicional, mientras que el peso promedio al nacer de los trillizos fue aproximadamente la mitad que el peso promedio del hijo único.

Monocorionicidad: cuando los gemelos comparten la misma placenta y un solo saco amniótico.  Los embarazos monocoriales (comparten la placenta) tienen aproximadamente un 15% de riesgo de desarrollo del síndrome de transfusión gemelo a gemelo, que puede estar asociado con la mortalidad y la morbilidad perinatal, a pesar del tratamiento. Además, la muerte fetal intrauterina de uno de los gemelos en un embarazo monocorial puede estar asociada con un riesgo mayor del 20% de que el gemelo sobreviviente desarrolle una encefalomalacia multiquístico.

Los embarazos múltiples no solo conllevan riesgos aumentados para el feto, sino también para la madre. La morbilidad y la mortalidad maternas aumentan en los embarazos múltiples. El riesgo es tres veces mayor en embarazos múltiples. Los trastornos hipertensivos, tromboembolismo, infección del tracto urinario, anemia, hemorragia uterovaginal (desprendimiento de placenta, placenta previa). Como resultado de estas complicaciones, la tasa de hospitalización es mayor en embarazos múltiples.

Por la tanto el seguimiento adecuado y constante ayudará a evitar posibles complicaciones, si deseas ampliar la información, visítanos en avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100.

Pérdida Gestacional

Se define como la pérdida de un embarazo clínico antes de las 20 semanas de gestación, es un evento ocurre entre el 15-25% de los embarazos. Es de suma importancia investigar factores de riesgo y evaluar la posibilidad de tratamiento para evitar pérdidas futuras.

La causa más frecuente es la muerte fetal por anomalías cromosómicas que impiden el desarrollo del bebé; en pocas ocasiones, estos problemas tienen relación con los genes del padre o de la madre. En otros casos se debe a anormalidades del tracto reproductivo, o a enfermedades sistémicas de la madre (diabetesnefritis, traumatismos graves), o enfermedades infecciosas (mal de Chagastoxoplasmosisbrucelosissífilislisteriosishepatitis Bsida) así como por sucesos traumáticos. La enfermedad celíaca sin diagnosticar es una causa relativamente frecuente, pero poco conocida, de abortos espontáneos y otros trastornos reproductivos, los cuales pueden ser su única manifestación, sin síntomas digestivos.

Puede ser difícil llegar a saber exactamente por qué se produjo una pérdida gestacional, pero casi nunca es causado por algo que hizo la mujer embarazada.

Las actividades normales como tener sexo, hacer ejercicio, trabajar y tomar la mayoría de los medicamentos NO provocan una pérdida.

Algunas de las cosas que se sabe que causan una pérdida gestacional incluyen las siguientes:

  • Que el óvulofecundado tenga un número anormal de cromosomas (genes). Esto ocurre al azar, de manera que no lo puedes evitar ni provocar.
  • Ciertas enfermedades, como la diabetes grave, pueden aumentar el riesgo de sufrir una pérdida gestacional.
  • Una infección muy seria o una lesión mayor.
  • Las pérdidas tardías (después de los 3 meses) pueden ocurrir por anomalías en el útero.

Por todas estas razones asesórate con profesionales certificados.

Visítanos en avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100.

Diagnóstico Prenatal

Se denomina diagnóstico prenatal y/o screening prenatal a diversos estudios de diagnóstico cuyos objetivos son detectar problemas anatómicos y fisiológicos en el embriónfeto tan temprano como sea posible. Permiten detectar defectos congénitos u observar otros elementos asociados a diversos factores de riesgo de la madre que requieran de control durante el periodo de gestación. ​

Los especialistas recurren a pruebas y estudios médicos para detectar problemas tales como defectos en el tubo neural, anormalidades cromosómicas, y mutaciones genéticas que producen trastornos genéticos y defectos de nacimiento, tales como espina bífidalabio leporino,  anemia de células falciformestalasemiafibrosis quísticadistrofia muscular etc.

Los screening tienen por objetivo detectar problemas mediante métodos no invasivos. El diagnóstico precoz de cualquier defecto congénito en el feto posibilita la adopción de las medidas más adecuadas, tanto durante el embarazo como durante el parto, para evitar riesgos innecesarios a la madre e hijo e intentar mejorar el pronóstico del neonato tras el nacimiento.

Entre los procedimientos de estudio se cuenta con la ecografía del primer trimestre que se realiza entre la 11 – 13 semanas de gestación, tiene como objetivo evaluar marcadores que podrían indicar anomalías cromosómicas, sobre todo las más comunes que corresponder a trisomías, como el síndrome de Down (trisomía 21), Síndrome de Edwards (trisomía 18) y Síndrome de Patau (trisomía 13), en este estudio se incluyen las mediciones de marcadores como la translucencia nucal, la presencia y longitud del hueso nasal, la regurgitación tricúspidea y el ductos venoso. Además de la exploración por ultrasonido, se pueden solicitar estudios del suero mediante biomarcadores o presencia de ADN fetal en sangre materna.

El diagnóstico en el feto en etapa temprana de defectos congénitos permite adoptar medidas durante el embarazo y/o durante el parto, para minimizar los riesgos sobre la madre y su hijo, además de permitir una mejor prognosis del bebé luego de nacer.

En algunas circunstancias y para ciertos defectos congénitos, es posible realizar tratamientos sobre el feto mientras se encuentra en el útero materno. Por otra parte el conocer sobre la presencia de determinada patología en el feto, permite que el equipo médico que atenderá al recién nacido se encuentre advertido y preparado para brindarle la atención que requiera el bebé según el defecto que se haya diagnosticado.

Si este tema te ha interesado y deseas ampliar la información, visítanos en: Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100

Ultrasonido 4D

Sabemos la ilusión que te hace ser madre, por ello y para que esta maravillosa espera se te haga más corta, ahora con las ecografías 3D/4D podrás ver a tu bebé en tres dimensiones y en movimiento.

  • Utilizamos tecnología avanzada en 3D/ 4D para obtener imágenes en movimiento y en tiempo real de tu bebé.
  • La exploración, que no tiene fines diagnósticos, se realiza en un entorno relajado.
  • Se puede tener una mayor claridad de los rasgos físicos del bebéy poder analizar si se encuentra con todas sus partes bien formadas o si de lo contrario se encuentra con alguna malformación.
  • También permite analizar el corazóndel feto en cámara lenta permitiendo al médico diagnosticar si el bebé sufre una enfermedad cardíaca congénita.
  • Algo que también hay que destacar de la ecografía 4d es que permite ver nuevas expresiones del feto nunca antes vistas usando la ecografía 2dcomo lo son los bostezos, la succión, las sonrisas y los parpadeos.
  • Podrás venir acompañada y compartir la experiencia con quien tú quieras.
  • Te entregaremos el vídeo y las fotos digitales al momento y además podrás escoger dos de ellas para recibirlas impresas.

Duración

Aunque no hay un estándar formal, al realizar ultrasonidos 3D/4D no sobrepasamos los 30 – 40 minutos.

Intensidad

La intensidad de las ondas de ultrasonido están establecidas mecánicamente para no exceder los estándares de la FDA. Las máquinas de ultrasonido están construidas para apagarse o dar una alarma si cualquiera de las barreras del aparato fallan para limitar las ondas de ultrasonido. Generalmente ondas de ultrasonido de mayor intensidad son usadas para detectar el latido del corazón del bebé, y pueden ser enfocadas en órganos específicos del feto.

Visualización del feto

Es mejor realizarlos entre las semanas 24 y 32. Idealmente entre las semanas 26 y 30 para obtener las mejores imágenes.

Después de las 32 semanas hay una alta probabilidad de que el feto haya bajado en la pelvis y sea casi imposible obtener imágenes 3D/4D. Asimismo como el bebé es más grande hay menos espacio y es más difícil conseguir una buena imagen.

Si aún no has realizado el ultrasonido 3D/4D y deseas ver a tu bebé visítanos en: Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100.

Sexualidad en el Embarazo

La sexualidad durante el embarazo se ha caracterizado por la existencia de tabúes y miedos infundados, producto de la poca información que se posee. Es tal el misterio que la rodea que ni se habla de esto en la mayoría de las consultas con el ginecólogo. Para eliminar estos prejuicios es fundamental conocer los cambios físicos y emocionales de la mujer y la pareja durante el embarazo. Varias investigaciones han concluido que durante esta etapa la mayoría de las parejas sufren un deterioro sexual muy significativo, con un índice importante de insatisfacción por parte de ambos.

Años atrás se aceptaba que el sexo durante el embarazo era algo incómodo, peligroso e incluso indecente. En los libros de obstetricia no se hacía referencia sobre el tema; resultando incompatibles el embarazo y el sexo. Estudios recientes demuestran que los cambios observados en la sexualidad durante la gestación están en relación con la etapa del embarazo.

Primer trimestre. En los primeros tres meses comienza una etapa de adaptación: aumenta la sensibilidad de las mamas; este aumento en la sensibilidad muchas veces hace que un estímulo que antes resultaba placentero ahora sea una molestia. Para evitar esto, es recomendable mayor suavidad en las caricias.

El 54% de las mujeres experimentan una disminución de su libido durante el primer trimestre del embarazo como consecuencia del cansancio, las náuseas y los malestares habituales durante este período.

Segundo trimestre. Muchas mujeres manifiestan que el deseo ha aumentado. Existe un mayor bienestar, la pareja se ha adaptado al embarazo y han desaparecido muchos de los temores. Es en esta etapa que se vuelve a la sexualidad previa al embarazo o bien se disfruta del sexo como nunca.

Tercer trimestre. Durante esta última etapa la sexualidad vuelve a estar comprometida. Estudios científicos han encontrado que durante el último mes solamente el 75% de las parejas continuaban sus relaciones sexuales. Esto es debido a lo corporal, ahora es la barriguita la que se interpone entre los dos y a lo emocional, es muy difícil abstenerse de toda la ansiedad que despierta el nacimiento.

Si deseas más información no dudes en visitarnos, será un gusto resolver tus dudas y ayudarte a disfrutar de esta etapa sin preocupaciones.

Visítanos en: Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100.

Vacunas en el Embarazo

Para las embarazadas es muy importante cuidar la salud de su bebé. Uno de los aspectos más importantes para la salud es la prevención de enfermedades con vacunas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras instituciones dan prioridad a la inmunización materna, puesto que se la considera una manera innovadora y eficaz de abordar la mortalidad materna y neonatal. De hecho, la inmunización materna ha pasado a ser una plataforma prioritaria en la agenda mundial de salud, dado que ofrece la posibilidad de reducir las altas tasas de mortalidad y morbilidad no solo en cuanto a la madre, sino también en cuanto al feto, el recién nacido y el lactante de corta edad, que no pueden desarrollar una buena respuesta inmunológica a la mayoría de las vacunas. Es cada vez mayor el cúmulo de datos científicos sobre los posibles beneficios de la inmunización materna, lo que incluye los aspectos relativos a la seguridad y la ética. Además, se están generando nuevos datos que permiten explorar los beneficios que podrían tener ciertas vacunas nuevas para la mujer y su bebé, como las vacunas contra los estreptococos del grupo B y contra el virus sincitial respiratorio.

La Región de las Américas ha estado al frente de las iniciativas de inmunización materna, como lo demuestran los importantes avances logrados en la eliminación del tétanos neonatal. ¿Por qué es importante vacunarse en el embarazo?

El feto y la gestante sufren durante el embarazo cambios inmunológicos y fisiológicos que pueden afectar a la vulnerabilidad de ambos ante algunas infecciones. La mayor parte de las vacunas actualmente disponibles no tienen efectos perjudiciales para el feto. El embarazo representa también una excelente oportunidad de evaluación y prevención de otras complicaciones que exceden los objetivos de los controles obstétricos, como es la evaluación de la cobertura de vacunas de cada paciente y mejorarla.

Las únicas vacunas que están contraindicadas durante el embarazo son las que están compuestas por virus vivos atenuados, ya dentro de sus complicaciones está la de presentar una enfermedad atenuada, producido por el virus de la vacuna.

Ya que las vacunas elaboradas con virus vivos atenuados están contraindicadas durante el embarazo, lo ideal es que cada paciente consulte a su médico cuando planifica el embarazo o toda mujer en edad fértil y pueda definir si es susceptible a alguna enfermedad y de ser necesario reciba las vacunas antes de embarazarse.

Algunas infecciones, cuando ocurren durante el embarazo, pueden afectar al feto o al recién nacido. Muchas pueden prevenirse con vacunas y otras evitarse mediante una evaluación y un manejo adecuados.  Es por eso que se recomienda que “toda mujer en edad fértil debería de estar adecuadamente inmunizada”, existen al menos 3 vacunas que debes administrarte en el embarazo: Influenza, Tdap y toxoide tetánico; si estas interesada en consejería visítanos en Avenida Reforma 9-55 zona 10, Edificio Reforma 10, 6to. Nivel, Of. 607 ó comunícate al PBX: 2424-5100.

Quiénes Somos

Somos el equipo de atención gineco-obstétrica con el mejor estándar de atención médica, enfocado en la calidez y trato personalizado que cada paciente se merece, dentro de un ambiente de privacidad y respeto. Brindando consejería y tratamientos basados en la evidencia científica más actual y con altos valores morales y éticos, para lograr un estado óptimo de salud, garantizando una mejor calidad de vida para la mujer..

Médicos

  • Dr. Juan Carlos Zea Vega
  • Dr. Adolfo García Montenegro

  • Dr. Luis Lombardi

WhatsApp chat