Tels:
(502) 2368-5840
(502) 2339-0898
Dirección:
Avenida Reforma 9-55
Zona 10 Oficina 607

  Inicio      |       Quiénes Somos      |       Servicios       |       Medicos       |       Consejos del Pediatra       |       Nutrición       |       Contacto  
         
 
 
 
Prevención de Cáncer
Avances Tecnológicos 
Disponibles en CEGO



 

 
 

La cirugía laparoscópica Convencional

Se conoce también como cirugía de mínima invasión. Esto es porque en lugar de hacer la incisión tradicional grande se hacen incisiones pequeñas para entrar al abdomen. Pero también es de mínima invasión con los tejidos internos. Los instrumentos que se utilizan tienen como grosor máximo 0.50 cm y en muchos casos la punta del instrumento es de la mitad del grosor  del instrumento (0.25 cm).

Esto permite que junto con la visión amplificada se puedan manejar los tejidos con mayor precisión con lo que se hacen disecciones mucho mas finas y controladas comparado con la cirugía convencional, esto se traduce por ejemplo, que en los quistes ováricos aumenta la posibilidad de salvar el ovario ya que permite quitar el tejido anormal (capsula de quistes, por ejemplo) y dejar el tejido sano del ovario, lo cual es sumamente importante para mantener no solo la fertilidad en algunos casos sino también mantener la producción de hormonas lo cual es esencial durante todas las etapas de la vida antes de la menopausia.

Otra de las ventajas de la cirugía videolaparoscópica es que los tejidos de la pared abdominal, los órganos interno y las áreas en donde se introducen los instrumentos no se manipulan mas que con las pinzas, esto reduce el dolor post-operatorio y reduce muchísimo el riesgo de infección dentro del abdomen o de la pared del abdomen (infección de heridas). Esto reduce la necesidad del uso de antibióticos y de medicamentos para el dolor, reduciendo a su vez los efectos secundarios por el uso de los mismos (gastritis, diarrea, reacciones alérgicas, etc).

Existen dos aspectos que son también muy importantes de destacar, la parte estética y la recuperación. Con respecto a la primera, al reducir a lo mínimo el tamaño de la cicatriz  pasando de 10 cms a 0.5 cms  las mismas pasan prácticamente inadvertidas, y por el mismo tamaño de las heridas y la poca manipulación de los tejidos el dolor post-operatorio y la recuperación en general es en días en lugar de semanas o meses como sucede con la cirugía convencional. En la mayoría de los casos operatorios la paciente puede salir del hospital 24 horas después de la cirugía y en algunos casos diagnósticos puede ser manejada por hospital de día. La gran mayoría de pacientes pueden regresar a sus labores incluso manejando en término de una semana. 

La cirugía videolaparoscópica no es entonces una técnica por si misma sino es una forma menos invasiva de hacer las mismas cirugías que tradicionalmente se hacen por medio de una incisión grande en la pared del abdomen, por lo tanto prácticamente cualquier cirugía ginecológica que se puede realiza por una incisión abierta se puede realizar por laparoscopia, teniendo realmente pocas limitantes o contraindicaciones para poder realizarla, ya que contamos con la experiencia suficiente como para poder realizarlas con un amplio margen de seguridad.

Entre las cirugías que se pueden realizar por laparoscopia son:

Diagnóstica por dolor, endometriosis o por infertilidad
Operación esterilizante (Para ligar las trompas y evitar embarazo)
Quistes ováricos o en las trompas de Falopio conservando la trompa o el ovario
Embarazo ectópico
Extracción parcial o total del ovario
Extracción parcial o total de la trompa de Falopio 
Extracción de fibromas del útero
Histerectomía (extracción del útero o matriz)

 

 
         
 

COPYRIGHT © Ginecologosdeguatemala.com Todos los derechos reservados Guatemala, Centroamérica.